Canción actual

Título

Artista

Programa actual

El Qchitril

11:00 12:59

Programa actual

El Qchitril

11:00 12:59

Background

Michael Jackson vs. Prince: una rivalidad marcada por humillaciones, rechazos y una larga lista de éxitos musicales

Escrito por el abril 15, 2024

Fueron íconos del pop y revolucionaron la escena musical en los 80. ¿Qué pasó entre ambos artistas durante sus años más exitosos?

En este mundo existen dos clases de personas: los que reconocen “Billie Jean” en los primeros segundos y los que saben todo lo relacionado a “Purple Rain”. Así, están los que aman a Michael Jackson y los que adoran a Prince, dos de los íconos musicales más grandes de la historia de la música, al día de hoy muertos, pero aún escuchados por millones cada año que pasa.
Durante los años 80, las estrambóticas guitarras de Prince y los hipnotizantes bailes de Jackson se vieron enfrentados en una rivalidad que marcó un capítulo histórico en la cultura pop. A pesar de la sutilidad con la que manejaron públicamente su relación, las disputas entre ambos artistas fueron intensas y se tradujeron en una constante competencia por superarse mutuamente.

El incidente James Brown y la limusina

En 1983, mientras Michael Jackson disfrutaba del éxito de “Thriller”, Prince se encontraba en la antesala de la fama mundial con temas como “1999″ y “Little Red Corvette”. Los rumores sobre una rivalidad entre ambos comenzaban a circular. En un concierto, la leyenda del funk, James Brown, que ejerció una gran influencia en ambos artistas, invitó a este último al escenario para demostrar sus habilidades vocales y de baile. Michael no decepcionó, deslumbrando a la audiencia con sus movimientos icónicos, incluido el famoso Moonwalk.
El productor Quincy Jones cuenta que, tras su actuación, Michael susurró una provocación en el oído de James Brown: “Llama a Prince para que suba. Lo reto a que me siga”. Tras un breve intercambio, Brown finalmente anunció la participación de Prince, que tras subir al escenario, entregó una actuación que buscaba emular a Jimi Hendrix, mostrando sus habilidades en la guitarra, bailando y cantando con el pecho al descubierto.
Pero lo que empezó como una legendaria presentación, terminó con un vergonzoso accidente. Y es que su salida del escenario se vio marcada por un farol de utilería que lo llevó a caer entre el público. El artista quería sujetarse de dicho objeto, pero terminó con una aparatosa caída. Esto hizo que el número musical no terminara de la mejor manera.
A Prince no le sentó nada bien el incidente. El portal Mirror reveló que Michael Jackson hizo comentarios de burla sobre la actuación de Prince, calificándola de vergonzosa y afirmando que Prince se había convertido en un verdadero espectáculo para mofarse: “Hizo el ridículo. Era un chiste… La gente corría y gritaba. Estaba muy avergonzado. Estaba todo en vídeo”, habría dicho Michael en cintas que fueron grabadas en secreto.
El episodio no terminó ahí. Circula el rumor, nuevamente avalado por el productor Quincy Jones, de que un humillado Prince esperó a Michael en una limusina fuera del lugar con la intención de atropellarlo. Aunque no se confirmó si Prince llevó a cabo su plan, esta historia contada en una entrevista por Jones, se ha convertido en parte del folclore de la rivalidad entre las dos estrellas pop.
“Esperó en la limusina para intentar atropellarle a él, a La Toya y a su madre. Él lo sabía. Michael lo sabía. Él estaba allí. Dijo que esa era su intención”, aseguró Jones en entrevista con GQ.

El dúo que nunca fue: “We Are The World” y “Bad”

En la noche del 28 de enero de 1985, Lionel Richie intentaba sin éxito convencer a Prince para que se uniera a la grabación de “We Are The World”, un sencillo benéfico destinado a recaudar fondos para las víctimas de la hambruna en Etiopía. La conversación telefónica entre Richie y Prince tuvo lugar después de que ambos asistieran a los premios American Music Awards, enfatizando Richie que no había razones para que Prince no se dirigiera al estudio A&M en Hollywood.
A pesar de los esfuerzos, Prince declinó participar debido a su carácter introvertido y la aversión a compartir espacio con otros artistas destacados. Pero, tal como deja entrever La gran noche del pop, la razón principal era su rechazo al single, que había sido coescrito por su rival, Michael Jackson. Lo máximo que podía hacer el ‘Rey Púrpura’ era tocar un solo de guitarra, algo que el productor Quincy Jones descartó por completo.
En el verano de 1986, se presentó otra oportunidad casi única para que Jackson y Prince colaboraran en la canción “Bad”. Esta vez, el mismo Michael quería el dueto, por lo que Quincy Jones orquestó un encuentro secreto. A pesar del interés inicial de Prince por colaborar, su entusiasmo se vio mermado por varios elementos, principalmente por la percepción de que el proyecto podía representarlo como inferior. Además, tras recibir una demo de la canción, Prince decidió regrabar casi todo el material y enviárselo de vuelta a Michael, gesto que no fue bien recibido.
El proyecto se amplió a un cortometraje y videoclip dirigido por nada menos que Martin Scorsese. Prince contó más adelante en una entrevista con el cómico Chris Rock que él iba a interpretar a un personaje que más tarde terminó siendo Wesley Snipes (el protagonista de “Blade”), y que justamente es vencido al final del video. “La primera línea de esa canción es ‘Tu trasero es mío’”, explicó Prince. “Ahora dije: ‘¿Quién va a cantarle eso a quién? Porque seguro que no me lo vas a cantar a mí. Y yo no te la voy a cantar a ti… Así que ahí tenemos un problema”, detalló.

Los fanáticos ganaron

Durante la década de los ochenta, marcada por el auge de MTV, Michael y Prince alcanzaron un estatus icónico en el mundo de la música pop, convirtiéndose en dos de las figuras más destacadas que la industria había visto hasta ese entonces. Además de su indiscutible éxito comercial, ambos artistas desempeñaron un papel crucial en la promoción del talento afroamericano en un mercado que estaba dominado por artistas blancos.
A través de su innovación y talento excepcional, ambos lograron transformar la música pop, entregando entre los dos un total de 30 éxitos que se posicionaron en los primeros diez lugares de las listas de popularidad, incluyendo 13 sencillos que alcanzaron la posición número uno.
Por su parte, Michael Jackson llevó el álbum “Thriller” a convertirse en el más vendido de todos los tiempos, revolucionando la industria con sus videoclips. Mientras tanto, con “Purple Rain”, Prince logró un hito al ser el primer artista desde The Beatles en tener simultáneamente el álbum, el sencillo y la película número uno en las listas.
Michael Jackson murió el 25 de junio de 2009 a causa de una intoxicación aguda de propofol y benzodiazepina. Prince falleció el 21 de abril de 2016 por una sobredosis del analgésico fentanilo. Tras ambos decesos, los íconos del pop dejaron un legado musical que ha sido influencia para muchos artistas actuales.