Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Mi Tocadisco Radio

02:00 10:59

Programa actual

Mi Tocadisco Radio

02:00 10:59

Background

Un destello de genio: la historia interna de la portada de Aladdin Sane de David Bowie

Escrito por el mayo 5, 2024

La creación y el más allá de una de las portadas de álbumes más emblemáticas de David Bowie

No puede ser común que el resumen de la carátula de un álbum comience con una demanda del tratamiento más caro disponible. Pero estas fueron las instrucciones exactas que el manager de David Bowie, Tony Defries, le dio al fotógrafo de portada de Aladdin Sane, Brian ‘Duffy’ Duffy.
“La clave era hacer algo que fuera diferente, sorprendente e importante”, le dice hoy Defries a MOJO sobre la génesis de la portada icónica del sexto LP de David Bowie. “Lo cual logramos hacer con Hunky Dory y Ziggy. Pero, en cierto sentido, esto necesitaba dar un paso adelante”.
La lógica de Defries, explica Chris, el hijo de Duffy, el hombre detrás de un nuevo libro que contiene la historia completa y el rodaje, era astuta. “Quería comprometer a RCA, hacer que gastaran todo lo posible en Bowie, basándose en que luego no podrían abandonarlo.
Duffy aportó los valores de producción de lujo que ya había aplicado al calendario Pirelli de 1973, donde había colaborado con el artista del aerógrafo Philip Castle.
“Para la reproducción, Duffy optó por este proceso de Kodak llamado transferencia de tinte, que produjo una profundidad de color fantástica”, continúa el hijo del fotógrafo. “También proporcionó el tipo de superficie adecuado para la aerografía. Luego hizo preparar las planchas en Suiza. Estas eran todas las opciones más caras que podías elegir”.
El final del encargo de Bowie era simple: quería un destello: algo así como el logo Taking Care Of Business usado por Elvis desde su regreso a los conciertos en 1969. Y el disco se llamaría A Lad Insane (Chris Duffy afirma que la ortografía fue idea de su padre).
Preparándose para la sesión fotográfica del 13 de enero en el estudio de Duffy en Primrose Hill de Londres, el maquillador Pierre Laroche comenzó a dibujar un pequeño destello en la mejilla de Bowie. Duffy lo detuvo y dibujó otra mitad de la cara de Bowie: “Ahora completa eso”.
Chris Duffy ha tenido 50 años para reflexionar sobre su poder.
“Un destello, por su naturaleza, te hace saltar, por lo que tiene dramatismo”, dice. “La imagen es andrógina (funciona para hombres y mujeres) y plantea más preguntas que respuestas. Dejó mucho para conjeturas y especulaciones”.
Una de las fuentes de especulación más fértiles es la gota de líquido reflectante que se acumula en el hueco de la clavícula de Bowie. Inspirándose en el logo de “labios” de John Pasche para The Rolling Stones, Duffy lo vio como una oportunidad de comercialización. “Tenía la idea de que la gota podría ser una pieza de joyería”, dice Chris Duffy. “Eso no llegó a ninguna parte al final”.